Política Ambiental

La Universidad UTE considera la protección del ambiente como parte integral de las actividades académicas, administrativas y de investigación que desarrolla en todas sus instalaciones, promueve la sostenibilidad ambiental, la conservación de la calidad del entorno y la prevención de la contaminación.

La Universidad se compromete a cumplir la legislación ambiental vigente, a través de la implementación de Buenas Prácticas Ambientales y establece una serie de objetivos que incluyen:

  • Revisar y publicar, a todas las partes interesadas, regularmente una política y objetivos ambientales;
  • Promover el desempeño ambiental y las buenas prácticas ambientales en todos los niveles;
  • Reducir el consumo energético y de agua de la Universidad;
  • Impulsar medidas para la reducción de desechos, reutilizar recursos y reciclar los residuos generados por la Universidad;
  • Estimular modos de transporte por parte del personal docente, administrativo y estudiantes que minimicen el impacto ambiental;
  • Fomentar principios de construcción sostenible para todos los edificios nuevos construidos, ampliados y restaurados;
  • Considerar los factores ambientales, en la medida de lo posible, con respecto al crecimiento de la Universidad y los nuevos desarrollos;
  • Aumentar la conciencia de las responsabilidades ambientales entre el personal y los estudiantes;
  • Desarrollar una política de adquisición de materiales, reactivos y equipos con preferencia a aquellos productos y servicios que causen el menor daño ambiental;
  • Motivar acciones orientadas a la mitigación y adaptación al cambio climático.

La Universidad asegurará la implementación y mantenimiento de esta política ambiental, mediante la asignación de responsabilidades y recursos, según lo considere apropiado, para la mejora continua. Todo el personal, estudiantes, visitantes, contratistas y partes interesadas externas, tienen la responsabilidad de cumplir con esta política.