Menciones Honoríficas

OBSERVATORIO DE GÉNERO UTE

Mención Honorífica Dolores Cacuango

La Universidad UTE, desde el año 2018, lleva adelante la condecoración Dolores Cacuango, en el marco del Día Internacional de la Mujer, el cual se conmemora cada 8 de marzo.

Durante este periodo hemos reconocido a mujeres destacadas, quienes demostraron méritos en su área de desempeño a favor del país, de la sociedad y de nuestra casa de estudios.

La Universidad UTE está comprometida en priorizar la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres, la defensa de sus derechos, y la prevención, atención y erradicación de todas las formas de violencia de género. Con este reconocimiento visibilizamos el gran aporte de las mujeres ecuatorianas.

Reconocimientos entregados

Mención Honorífica 2023

Mención Honorífica 2022

¿Quién fue Dolores Cacuango?

Dolores Cacuango Quilo, ‘mamá Doloreyuki’ o ‘mamá Dulu’, nació en Ecuador el 26 de octubre de 1881, en un latifundio cerca de Cayambe, provincia de Pichincha. Sus padres fueron trabajadores de haciendas; sin embargo, no recibían remuneración alguna, sino pequeñas parcelas que eran conocidas como huasipungo.

Dolores no pudo estudiar y su experiencia le sirvió para luchar por el acceso a la educación de la comunidad indígena.

A los 15 años migró a Quito. Trabajó como empleada doméstica. Aprendió de forma autodidacta a escribir y a leer en español. Su curiosidad la llevó a tener conciencia sobre la situación de los pueblos indígenas y campesinos. Esto la impulsó para regresar a su ciudad natal y emprender la lucha por los derechos de la clase trabajadora, así como fomentar la defensa en contra de los abusos y discriminación que sufrían las personas indígenas.

Dolores Cacuango comenzó su lucha al oponerse a la venta de las tierras comunitarias, esto provocó movimientos sociales indígenas y la convirtió en una líder por sus discursos que se centraban en la necesidad de recibir educación en su lengua materna y en defender los derechos de las mujeres y a un trabajo digno. Aprendió de memoria la Ley del Trabajo para poder replicar y corregir a los funcionarios que defendían a los terratenientes.

Su vida la dedicó a colaborar con la creación de sindicatos y a organizar a los trabajadores dentro y fuera de Cayambe. Participó en diferentes levantamientos y revueltas para exigir el fin de la violencia contra las mujeres y mejores condiciones laborales.

En 1944, fundó la Federación Indígena Ecuatoriana junto con Tránsito Amaguaña y Jesús Gualavisi. Al año siguiente, creó la primera escuela indígena autónoma junto con su compañera de lucha María Luisa Gómez de la Torre. El proyecto nunca fue reconocido por el Ministerio de Educación.

Murió el 23 de abril de 1971, a los 89 años, acompañada de su esposo, su hijo Luis, su nuera y su inseparable amiga María Luisa. Dolores siempre será recordada por crear conciencia contra el racismo y luchar por la educación, la identidad de la población indígena y los derechos de los más desfavorecidos. Además, por poseer una claridad social cuando interpretaba la realidad y daba respuesta a las clases marginadas e invisibilizadas.

Dolores Cacuango es considerada un referente de la izquierda ecuatoriana y del feminismo de principios del siglo XX.

Contacto

Dirección: Patio de la Virgen, 2do. Piso, UTE Matriz, Rumipamba s/n y Bourgeois
Teléfono: (02) 2990 800, Ext. 2455
Correo: observatoriodegenero@ute.edu.ec

La Universidad UTE, desde el año 2018, lleva adelante la condecoración Dolores Cacuango, en el marco del Día Internacional de la Mujer, el cual se conmemora cada 8 de marzo.

Durante este periodo hemos reconocido a mujeres destacadas, quienes demostraron méritos en su área de desempeño a favor del país, de la sociedad y de nuestra casa de estudios.

La Universidad UTE está comprometida en priorizar la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres, la defensa de sus derechos, y la prevención, atención y erradicación de todas las formas de violencia de género. Con este reconocimiento visibilizamos el gran aporte de las mujeres ecuatorianas.

“Somos como la hierba de la montaña que vuelve a crecer después de ser cortada, y como hierba de la montaña cubriremos el mundo”.

Dolores Cacuango

Dolores Cacuango Quilo, ‘mamá Doloreyuki’ o ‘mamá Dulu’, nació en Ecuador el 26 de octubre de 1881, en un latifundio cerca de Cayambe, provincia de Pichincha. Sus padres fueron trabajadores de haciendas; sin embargo, no recibían remuneración alguna, sino pequeñas parcelas que eran conocidas como huasipungo.

Dolores no pudo estudiar y su experiencia le sirvió para luchar por el acceso a la educación de la comunidad indígena.

A los 15 años migró a Quito. Trabajó como empleada doméstica. Aprendió de forma autodidacta a escribir y a leer en español. Su curiosidad la llevó a tener conciencia sobre la situación de los pueblos indígenas y campesinos. Esto la impulsó para regresar a su ciudad natal y emprender la lucha por los derechos de la clase trabajadora, así como fomentar la defensa en contra de los abusos y discriminación que sufrían las personas indígenas.

Dolores Cacuango comenzó su lucha al oponerse a la venta de las tierras comunitarias, esto provocó movimientos sociales indígenas y la convirtió en una líder por sus discursos que se centraban en la necesidad de recibir educación en su lengua materna y en defender los derechos de las mujeres y a un trabajo digno. Aprendió de memoria la Ley del Trabajo para poder replicar y corregir a los funcionarios que defendían a los terratenientes.

Su vida la dedicó a colaborar con la creación de sindicatos y a organizar a los trabajadores dentro y fuera de Cayambe. Participó en diferentes levantamientos y revueltas para exigir el fin de la violencia contra las mujeres y mejores condiciones laborales.

En 1944, fundó la Federación Indígena Ecuatoriana junto con Tránsito Amaguaña y Jesús Gualavisi. Al año siguiente, creó la primera escuela indígena autónoma junto con su compañera de lucha María Luisa Gómez de la Torre. El proyecto nunca fue reconocido por el Ministerio de Educación.

Murió el 23 de abril de 1971, a los 89 años, acompañada de su esposo, su hijo Luis, su nuera y su inseparable amiga María Luisa. Dolores siempre será recordada por crear conciencia contra el racismo y luchar por la educación, la identidad de la población indígena y los derechos de los más desfavorecidos. Además, por poseer una claridad social cuando interpretaba la realidad y daba respuesta a las clases marginadas e invisibilizadas.

Dolores Cacuango es considerada un referente de la izquierda ecuatoriana y del feminismo de principios del siglo XX.