UTE gradúa a estudiante con discapacidad visual en Administración de Talento Humano

Fecha: 1 febrero, 2018 singlepost-ic

Inclusión es una palabra que suena mucho pero pocas veces es puesta en práctica. En la UTE, este 31 de enero, se convirtió en verbo al celebrarse la ceremonia de graduación de la Facultad de Ciencias Administrativas, ya que entre los flamantes graduados estaba Jaime Andagana, estudiante con discapacidad visual que obtuvo su título profesional.

“Mi lema es siempre terminar lo que empiezo y por eso estoy aquí. Mi discapacidad fue un limitante, sin duda, pero no un determinante para cumplir mis sueños y objetivo”, comentó mientras lucía su capa y birrete y se preparaba para ingresar, acompañado del brazo de su esposa.

La historia de Jaime se define por su perseverancia y fuerza. A los 20 años perdió la vista después de un accidente y como él cuenta tuvo que aprender todo nuevamente. Esta circunstancia hizo que Andagana, oriundo de Guaranda, viaje a Quito a estudiar considerando que no existían centros o espacios para personas con discapacidad en su ciudad.

“No era una opción para mí quedarme acostado. Decidí aprender a caminar con bastón, leer y escribir braille y empezar nuevamente”, agrega.

Es así que decidió en el 2009 ingresar a la UTE, donde fue aceptado sin reparos gracias a las políticas de inclusión que maneja la Universidad; razón por la que en el 2017 la Universidad fue reconocida por la SENESCYT. Su primera opción para estudiar fue la carrera de Diseño Gráfico pero su discapacidad le impedía, así que decidió optar por la Administración del Talento Humano.

El gusto por esta profesión se debe a sus habilidades de manejar grupos de personas y entrenarlos, actualmente es coach de personas con discapacidad en temas como informática y otras destrezas laborales.

Aunque no todo fue fácil, Andagana recuerda que hubo momentos en los que pensó en “dejar la toalla y rendirse” pero recordaba que ante un problema “siempre hay alternativas y la clave es seguir adelante”. Como estudiante en la Universidad tuvo que acordar con sus profesores innovadoras formas para presentar sus tareas y pruebas, como exámenes o presentaciones orales.

Una de las mayores limitaciones eran los textos y materiales impresos. “Tenía que escanearlos, buscar versiones digitales o hasta pedir a alguien que los transcriba pero a la final si uno tiene las ganas es posible conseguir el objetivo”, comenta.

Luego de su graduación espera dedicarle más tiempo a su esposa e hija y continúan con sus metas. Espera realizar una suficiencia en inglés para mejorar su perfil profesional y destacarse en el campo laboral.

Felicitamos a Jaime Andagana por su graduación y por demostrar que en la UTE se trasciende en todos los campos y situaciones.