UTE y Conquito publican guía sobre la Economía Solidaria

Fecha: 25 enero, 2018 singlepost-ic

En una nueva publicación de Conquito, el Investigador y Docente de la UTE, César Marcillo, presenta un manual de conceptos, avances y proyecciones sobre el Comercio Justo en Ecuador. El texto busca educar y guiar sobre uno de los pilares más importantes de la Economía Solidaria.

“El Comercio Justo representa menos del 1% de la exportaciones mundiales pero es una fuerza de cambio y alternativa a la manera en que se hace economía, lo que falta es educación en todos los niveles”, comentó Marcillo.

Con el título de ‘Vive el Comercio Justo’, esta guía contiene tres secciones: la primera una revisión del origen y la realidad actual en el mundo del Comercio Justo; la segunda las bases y logros en el Ecuador; y una tercera con perspectivas y desafíos. Está dirigido a estudiantes, investigadores, empresarios y hacedores de políticas públicas.

“Es una propuesta simple para quienes no saben o desean conocer sobre la Economía Solidaria y el Comercio Justo lo puedan hacer de manera rápida y directa”, explicó.

Según la Organización Mundial de Comercio Justo, el modelo es una relación de intercambio basada en el diálogo, la transparencia y la confianza, que busca mayor justicia en la actividad comercial. Contribuye al desarrollo sustentable de pequeños productores, ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando que se cumplan sus derechos.

Al momento, existen 350 miembros en más de 50 países y aproximadamente 35.000 productos se comercializan a nivel mundial con esta certificación. A su vez es uno de los ejes principales de las propuestas insertadas en la Economía Solidaria.

Como explicó Marcillo, este modelo económico no pretende eliminar a los modelos capitalistas privados y públicos sino que “las tres economías convivan para mejorar la distribución de la riqueza y que prime la solidaridad en la sociedad”. Objetivo que se logra a través del trabajo cooperativo y comunitario entre miembros de dicha economía.

En contraste con el objetivo de la maximización de ganancias de la economía capitalista, la economía solidaria pretende centrarse en la valorización del ser humano y no en la priorización del capital. “Se puede ganar dinero pero no es la única razón para producir ni tampoco la prioridad”, agregó el experto.

Ejemplos de este modelo aplicado se encuentran en todo el mundo. Los más exitosos son la Corporación Mondragón del País Vasco, un grupo de 102 cooperativas, 140 filiales productivas, 8 fundaciones, 1 mutua, 10 entidades de cobertura y 7 servicios internacionales, distribuidas en cuatro áreas: finanzas, industria, distribución y conocimiento. En 2016 tuvo ingresos sobre los 12 mil millones de dólares.

A nivel local se destaca la marca de productos El Salinerito, una agrupación de cooperativas, fundaciones y centros artesanales en Salinas de Guaranda. En comparación con una empresa ‘regular’ todos trabajan de manera independiente pero conectada para lograr un bien común.

Por su parte la UTE desde abril de 2016, se convirtió en la primera universidad de Ecuador en declarar su apoyo a las Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo impulsado por la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC) y la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo (CECJ). Marcillo lidera este proceso y con su libro espera continuar la concientización y debate de este modelo.

Para los interesados, te invitamos a descargar la guía en este link: http://uio.ute.edu.ec/infoUTE/varios/ViveComercioJusto.pdf