Una calurosa bienvenida a los estudiantes nuevos se celebró en la UTE

Fecha: 6 junio, 2018 singlepost-ic

Luego de casi un mes de conocer y adaptarse a su nuevo hogar, los estudiantes de primer nivel de la UTE recibieron un cálido saludo de bienvenida del Rector, Ricardo Hidalgo Ottolenghi, y Nelson Cerda, Director General Académico, este 6 de junio. En los eventos participaron aproximadamente 800 estudiantes de primer nivel de todas las facultades de la UTE.

Los jóvenes se dieron cita en el Coliseo del campus Matriz en dos jornadas. Durante el acto, la primera autoridad de la UTE reiteró la bienvenida y buenos augurios en su vida académica. 

En su discurso inauguró oficialmente el presente periodo académico instando a toda la Comunidad Universitaria a trabajar por la UTE. A continuación un extracto de sus palabras ante los estudiantes:

En nuestro ambiente, lo que está en discusión es si existe espacio para una universidad privada sin fines de lucro, en un sistema que responde a las leyes del mercado. La respuesta es sí, sí existe.

Por una parte hay una responsabilidad desde lo público, que no es cumplida totalmente por el Estado y por otra, una brutal competencia por parte de las universidades privadas que quieren ‘vendernos’ promesas de mercadeo. Y claro está venden sus ‘productos’ a precio de quienes pueden pagar esa oferta.

Por consiguiente, nuestra institución es el espacio para los que, no pueden por distintos motivos, acceder a las universidades públicas.

Para nosotros, la educación debe ser entendida como un derecho social de ciudadanía. Ofrecemos formación de calidad, con aranceles razonables y somos una opción real para quienes no pueden optar al sector de las universidades privadas autofinanciadas.

Para mantenernos como una opción, debemos desarrollar estrategias inteligentes en el contexto del mercado. Estamos obligados a vender servicios, y a procurar ingresos no académicos por la vía de las unidades productivas, para conseguir un autofinanciamiento que garantice nuestra supervivencia institucional. Es ingenuo pensar que por el solo hecho de ser una universidad que recibe fondos estatales para becas, debamos estar condenados a vivir exclusivamente de esas asignaciones. Eso es negarles el derecho a los estudiantes a acceder a laboratorios y tecnologías de punta y a contar con los mejores académicos.

Por ello es que convertirnos en una institución autosustentable es nuestro principal objetivo, Esta es la única manera de seguir contribuyendo al desarrollo del país como una universidad pluralista en la que se estimule la generación y transmisión de conocimientos de calidad, que sea independiente de grupos de interés específico, y en la que coexistan la libertad de expresión y la complejidad de los saberes.

Pero los cambios no son fáciles, hay que ir a los cimientos, no son suficientes simples mejoras, ni arreglos o acomodos parciales. Hay que tomar decisiones estratégicas que permitan ofrecer a la comunidad el sustento académico y reflexivo para construir una oferta académica que responda a las demandas sociales. Hay que tomar decisiones que nos permitan seguir construyendo en conjunto y no quedarnos paralizados en el inmovilismo y la incapacidad de cambiar. 

A continuación del Rector le siguió Lourdes Armendáriz, Directora General del Estudiante, quien explicó la importancia de una formación holística que combine la excelencia académica y el bienestar estudiantil a través de programas e iniciativas que lleva adelante la UTE. Como también, la importancia de los grupos extracurriculares de la UTE, que aprovecharon este acto para presentarse ante los nuevos miembros de la universidad. 

Después, el Coro Polifónico, dirigido por la Maestra Cecilia Tapia, deleitó a los presentes con una interpretación del Coro de los esclavos hebreos de la ópera ‘Nabucco’ de Giuseppe Verdi. Entre los aplausos que despedían al Coro, la Tuna Universitaria, dirigida por Mauricio Arce, ingresó al Coliseo para alegrar la mañana con una jocosa presentación, que ruborizó a más de una estudiante. 

El Grupo de Teatro se presentó luego con un sketch de máscaras, mostrando las capacidades dramáticas y cómicas de sus actores, bajo la dirección de Francisco Bedoya. El baile también tuvo su espacio en la UTE con el Grupo de Danza Folclórica, dirigido por María Fernanda Narváez, los danzantes se presentaron con una pieza musical andina.

Para finalizar esta fiesta de bienvenida, el Grupo Musical interpretó cumbias y música pop del momento. Los nuevos estudiantes dela UTE aplaudieron, cantaron y bailaron. Así se dio por inaugurado un nuevo ciclo académico en la UTE, con muchas expectativas de trascender y consolidar a la Universidad entre las mejores del país.