PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS

PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS

Este Modelo quiere ser un manifiesto por el compromiso con la ética por la vida y con el sostenimiento del planeta, por la libertad académica en solidaridad, por la inteligencia creativa y la innovación (pág. 34). Por eso, el egresado de la Universidad UTE:

  • Promoverá -desde la profesión y desde la ciudadanía- acciones integrales comprometidas con la preservación y auto sostenibilidad de la naturaleza (p. 35)
  • Valorará críticamente -en equipo – los problemas sociales, les encontrará soluciones pertinentes y las aplicará en el marco de la ética y del sostenimiento del planeta.
  • Participará crítica, objetiva y creativamente en los debates ciudadanos sobre las opciones estratégicas de la política, la economía, la justicia y el desarrollo sostenible del planeta bajo un enfoque cosmocéntrico (p. 14)
  • Orientado a desarrollar la investigación en los campos de las ciencias naturales, de las ciencias sociales, de las artes creativas y de las tecnologías con enfoques humanista, cosmocéntrico y ético (pág. 15)
  • Profesionales con los siguientes rasgos generales del perfil de egreso: íntegros (ética), críticos, cuestionadores e indagadores (pensamiento convergente), creativos (pensamiento divergente), protagonistas de la historia (pensamiento trascendente), conocedores de las tecnologías (pensamiento operativo) para aplicar las mejores en el ejercicio de su profesión, capaces de perfeccionarse intelectual y emocionalmente (metacognición) (art. 6, 2)
  • Profesionales que corrijan las distorsiones de las tecnologías informáticas puestas al servicio del consumismo y de las amenazas al sostenimiento del planeta (pág. 12)
  • Investigadores e innovadores que aporten a la solución de los problemas del país (art. 6, 3)

El profesor de la Universidad UTE organizará el espacio académico en función del estudiante ubicado espacial, temporal y culturalmente, y en función de la sostenibilidad del ecosistema del cual el ser humano es parte, y de la liberación de los nuevos excluidos por el consumismo agresivo convertido en medida de la calidad de vida (pág. 57).