LA UNIVERSIDAD UTE 50 AÑOS AL SERVICIO DE LA SOCIEDAD Y DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR DE NUESTRO PAÍS

Fecha: 18 febrero, 2021 singlepost-ic

Hablar de la Universidad UTE es referirse a su trabajo con y para la sociedad. En sus 50 años ha demostrado ser una comunidad académica que refuerza los valores humanos, la innovación y sobre todo el campo investigativo como base para la formación de los ciudadanos.

Su visión no ha hecho más que describir el esfuerzo diario de sus docentes, investigadores, administrativos y estudiantes que llegan de todas las provincias cada periodo académico ¿y cómo no?, su compromiso está alineado a lograr la formación innovadora de profesionales que buscan el mejoramiento social.

Esta institución nació hace cinco décadas, impulsado por un grupo de exalumnos del Colegio San Gabriel, en 1971 entró en funcionamiento como Instituto Tecnológico Equinoccial y dedicó su labor a la enseñanza media y superior. Para 1980 y pensando siempre en otros sectores creó su extensión en el cantón Santo Domingo.

La Universidad Tecnológica Equinoccial se creó en 1986 y en 2018, después de evaluar la pertinencia, se modificó a Universidad UTE. Durante todo este tiempo ha caminado con paso firme por el sendero de la excelencia educativa del país, la formación de sus docentes y la acreditación de sus programas académicos.

El compromiso y la labor han sido notables durante estos últimos años, más en el contexto actual por la Covid-19, entendiendo que la academia ejerce un rol importante en la comunidad. Tal es el caso que, durante la crisis sanitaria ha prestado su contingente a la Secretaría de Salud del Distrito Metropolitano de Quito.

De igual manera, sus centros de investigación ayudaron en el campo de la salud humana. El Centro de Genética y Genómica (CIGG) publicó un estudio sobre farmacogenómica del cáncer, también artículos científicos sobre Covid-19 e iniciaron un proyecto sobre genes de predisposición al virus; el Centro de Investigación Biomédica inició una investigación clínica con plasma de pacientes recuperados por Covid-19; y el CIGG en conjunto con el Centro de Investigación en Salud Pública y Epidemiología Clínica detectaron el virus causante de la Covid-19 en aguas servidas de Quito.

La apuesta por sus estudiantes es esencial para la Universidad UTE. En 2017, los medios de comunicación del Ecuador lo titulaban: “Un nanosatélite ecuatoriano entrará en órbita el 14 de julio de 2017”, se trataba de UTE-UESOR, que se lanzaba al espacio con el fin de utilizar técnicas avanzadas de medición de partículas para obtener datos científicos en el estudio de la ionósfera.

La historia se repetía para el 2019, esta vez con el nanosatélite Ecuador-UTE, que medía el campo magnético de la tierra para evidenciar alguna anomalía. A estos días, la UTE ha sido la única universidad en ser parte de una noticia de tal magnitud, dejando entrever todo el potencial de su comunidad universitaria y de sus alianzas estratégicas.

Todo el aporte académico va de la mano de sus políticas de derechos, tal es el caso del Observatorio de Género que vela por la ejecución y evaluación de políticas institucionales, alineadas a una equidad entre los sexos y la erradicación de la violencia. Sus actividades están encaminadas a crear conciencia crítica y reflexiva sobre la situación de desigualdad, además de incidir en la aportación individual y colectiva para el cierre de brechas y la transformación paulatina de patrones.

La UTE hoy es una de las 12 mejores universidades del país, de acuerdo con el “Ranking Universitario de América Latina 2021” y un centro de estudios cinco estrellas en la categoría de aprendizaje en línea, según la prestigiosa organización británica Quacquarelli Symonds (QS).

De acuerdo con el Ranking SCImago 2020, la Universidad UTE se ubica entre las 7 mejores universidades ecuatorianas por su desempeño investigativo e impacto social y entre las cuatro instituciones de educación superior en el campo de la innovación. La investigación es un componente fundamental en el quehacer de la UTE, permitiendo el desarrollo de los conocimientos científicos, tecnológicos y humanísticos, de manera integradora y con pertinencia local, nacional e internacional.

Nuestra querida universidad tiene dos sedes, una en Quito conformada por dos campus y una Sede en Santo Domingo. Contamos con la mejor tecnología, recursos y herramientas para la formación profesional de los y las estudiantes.

Ofertamos 12 maestrías, 9 especialidades médicas y odontológicas y 26 carreras de grado en áreas como: Ciencias Administrativas, Ciencias de la Salud, Turismo y Gastronomía; Derecho y Ciencias Sociales; Arquitectura y Urbanismo; Ciencias, Ingeniería y Construcción; y Ciencias de la Ingeniería e Industrias.

Seguimos trabajando cada día, hablar de la Universidad UTE es hablar de su trabajo con y para la sociedad.

¡En la Universidad UTE trascendemos!

Dirección de Comunicación y Relaciones Públicas