La Salud Pública se dialogó en la UTE por los 40 años de la Declaración de Alma Ata

En el marco de la conmemoración de los 40 años de la Declaración de Alma Ata, la UTE, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Ministerio de Salud Pública (MSP), organizó el  I Conversatorio de Salud Pública para analizar sus avances y retos. El evento, que se realizó este 20 de junio, contó con la presencia de expertos médicos, invitados especiales y estudiantes.

“El objetivo es dar a conocer los avances que se han hecho en política sanitaria, tanto en recursos, acceso a salud, a medicamentos y accesibilidad a prestaciones, pero también en qué podemos mejorar y hacía dónde nos estamos dirigiendo”, explicó Daniel Simancas, Director del Centro de Investigación en Salud Pública y Epidemiología Clínica (CISPEC) de la Facultad de Ciencias de la Salud (FCCS).

La iniciativa surgió como parte de las actividades para recordar la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud de Alma Ata, realizada en Kazajistán en 1978. Esta conferencia, organizada por la OPS/OMS y Unicef, dio como resultado la firma de una Declaración, en la cual 134 países acordaron sobre la importancia de la atención primaria de salud como estrategia para alcanzar un mejor nivel de salud para la sociedad.

“Es así que buscamos analizar qué avances, hitos y rumbo tomaremos luego de estos 40 años”, comentó Sonia Quezada, Asesora en Sistemas y Servicios de Salud para la OPS Ecuador. En octubre de 2018 se firmará una nueva Declaración con los países que la suscribieron hace ya cuatro décadas. 

Por lo que, Quezada, quien dio inicio a las ponencias, presentó un resumen general de lo logrado a nivel regional y el nuevo objetivo de la OPS, que busca desarrollar un sistema de cobertura universal en salud.  “Los retos se han vuelto más complejos a nivel de Salud. Aproximadamente 40% de los ecuatorianos siguen gastando directamente de su bolsillo para salud, por lo que es necesario generar políticas interseccionales”, explicó.

A su vez, acentuó el logro de que en Ecuador se haya incluido a la Salud como un derecho y el impulso desde las políticas gubernamentales para graduar a más de 500 médicos familiares. A su intervención le siguió Patricia Granja, Docente de la FCCS, quien presentó los avances en el acceso y cobertura universal de salud en el Ecuador.

Patricia Granja concluyó que para lograr un óptimo sistema de salud es clave: la inclusión al acceso de beneficios, la calidad de la atención, la equidad en la provisión de servicios, un fortalecimiento sistémico, y la obtención de mejores datos para una mejor evaluación. 

Por su parte, Fernando Cornejo, Docente de la FCCS, presentó avances en el acceso a medicamentos en el Ecuador, subrayando la importancia de alinear las políticas nacionales con las de la OPS, que buscan asegurar el acceso a medicamentos esenciales y vacunas, al igual que a otras tecnologías sanitarias prioritarias.

Los avances en el primer nivel de atención y en la prestación integrada de servicios de salud en el país los presentó Denisse Calle, investigadora del CISPEC; seguida por Juan Chuchuca, Subsecretario Nacional de Provisión de Salud del MSP, quién complementó el tema con un resumen sobre el programa de Médicos del Barrio y la atención primaria en salud nacional.

Para finalizar, Jorge Albán, Docente de la FCCS, abordó las políticas en Recursos Humanos para la Salud (RHUS) y carrera sanitaria nacional. Para el médico, es importante tres líneas estratégicas de acción: fortalecer y consolidar la gobernanza y rectoría en RHUS, ampliar acceso y cobertura con equidad y calidad, y reorientar el sector de educación para responder a las necesidades de los sistemas de salud en proceso de transformación hacia la salud universal.

“Este tipo de eventos en los cuales se juntan varios actores es fundamental. En el caso de la Academia es el espacio donde se forman futuros profesionales y como un semillero crítico nos permite investigar la realidad y alimentar el diálogo”, concluyó la representante de la OPS.