Investigadores de la UTE en el área de alimentos también destacan a nivel mundial

Fecha: 30 julio, 2019 singlepost-ic

La alimentación es uno de los factores más importantes para garantizar la vida y, a este campo, otro investigador ecuatoriano y científico de la UTE dedica todo su tiempo: es Francisco Flores, Ingeniero en Biotecnología y Ph.D. en Entomología y Fitopatología, integrante del Centro de Investigación de Alimentos (CIAL) de la Universidad UTE.

Francisco Flores también forma parte de los 100 Líderes Mundiales en Biotecnología de 2019, seleccionados por la Global Biotech Revolution. Al igual que la Dra. Linda Guamán, científica del Centro de Investigación Biomédica (CENBIO) de la UTE, Flores participó en el Gap Summit 2019, donde desarrolló un proyecto para mejorar las cadenas de valor agrícola en África junto al equipo de investigadores asignados: dos científicos de Cambridge, uno de Stanford, uno de Sao Paulo y él, por Ecuador. Hicieron una propuesta para el mejoramiento genético en plantas.

Según indica el propio Comité organizador del Gap Summit “el proceso de selección este año fue altamente competitivo comparado con años anteriores y el Comité de admisiones quedó verdaderamente impresionado” con la aplicación de Francisco Flores y con su entrevista. Solo  los más destacados postulantes fueron admitidos en este evento, por lo que es un altísimo orgullo para la UTE que los dos únicos ecuatorianos seleccionados en este grupo, sean investigadores de sus Centros.

Actualmente, Francisco Flores lleva adelante 6 investigaciones, todas enfocadas en la fitopatología o estudio de las enfermedades de las plantas. Las investigaciones actuales en las que trabaja se realizan con virus que afectan a frutales andinos. Cuando se refiere al tema, expresa su pasión y su interés por que la investigación en alimentos sea priorizada en el Ecuador.

“Todos vivimos de los alimentos y actualmente estamos dependiendo de la investigación que se hace afuera (del país). Esto no tiene sentido. Lo que nosotros comemos y producimos es diferente, por ejemplo, a lo que se produce en países vecinos; por lo tanto, tenemos que hacer desarrollo local en alimentos. Esto es básico. Además, las perspectivas de generar empresa e industria (en alimentos) basada en tecnología, es enorme”.

En este sentido, Flores destaca que el CIAL, de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería e Industrias, prevé desarrollar tecnología en procesamiento de alimentos para generar productos alimenticios con valor agregado, lo cual considera fundamental.

Su experiencia en este Gap Summit le permitió conocer el modelo a través del cual las investigaciones científicas se convierten en empresas. “La idea es pasar del desarrollo tecnológico a los productos en el área biotecnológica”, expresa, definiendo de este modo una visión clara de hacia dónde deben apuntarse los esfuerzos y recursos.

Su participación en esta Cumbre (Gap Summit) también le permitió comprender que las y los científicos nacionales se merecen un espacio en los encuentros mundiales de innovación.  “Para mí es claro que hay un recurso humano importante en el país que tiene que ser apoyado y los investigadores tienen que hacer todo lo posible por desarrollarse en su ámbito. Hay que estar atentos a las oportunidades y no menospreciar nuestras capacidades”.

En octubre de 2017 Francisco Flores ingresó al CIAL. En paralelo, es docente e investigador también en la Universidad de las Fuerzas Armadas-ESPE y profesor adjunto de Oklahoma State University. Colabora en investigaciones con instancias nacionales como el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) y la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad). Además, es un activo impulsador de la organización de su gremio: es socio fundador de la Asociación Ecuatoriana de Biotecnólogos, nacida en 2017, de la cual fue su primer Presidente y parte de la Red Ecuatoriana de Bioinformática. En cuanto a producción científica tiene aproximadamente 35 publicaciones, 17 de ellas en Scopus, la base de datos de publicaciones científicas más reconocida a escala mundial.