Estudiantes de Derecho recrean “El Juicio del Siglo”

En una sala de audiencias dos partes se ubican a cada extremo. A la derecha, Adolf Eichmann, militar nazi quien enfrenta un juicio por su papel durante el Holocausto. A la izquierda, representantes de sus víctimas, una mujer gitana y una judía, sobrevivientes del exterminio nazi del cual Eichmann es considerado pieza fundamental y por lo cual se le acusa de crímenes de guerra, genocidio y crímenes contra la humanidad.

Se trata de una simulación de audiencia planificada por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UTE, en la que se recreó el famoso juicio a Adolf Eichmann ocurrido en Jerusalén en 1960, que resultó en su condena a la horca. El ejercicio está pensado para conjugar la teoría y la práctica del Derecho. En esta ocasión, los estudiantes de la Carrera recrean el juicio y los aspirantes a ingresar a la UTE, cumplen la labor de jurado.

“El día de hoy voy a representar a Adolf Eichmann, teniente coronel de las fuerzas nazi… me siento muy preparado para enfrentar este reto y compartiremos con nuevas personas interesadas en la carrera para que conozcan el amor al Derecho que tenemos acá” expresó Joel Estrella, estudiante de segundo semestre.

Jorge Benavides Ordóñez, Decano de la Facultad, dio la bienvenida a los jóvenes estudiantes al inicio del encuentro. “Es un gusto que estén acá para conocer las ventajas comparativas del Derecho en la UTE”, señaló Benavides.

Recordó que esta Facultad se diferencia de otras de la ciudad y el país por tres razones: experiencia del cuerpo docente, empleo de métodos de aprendizaje activos en los cuales el estudiante es el protagonista y una malla curricular que aborda, entre otras áreas, las temáticas de Género y Derecho Ambiental, que no se enseñan en otros centros de estudio.

Durante el juicio, se escucharon los testimonios de mujeres gitanas y judías, quienes relataron la aniquilación a su pueblo por parte de los nazis. Luego, fue el turno de conocer la visión del acusado quien, como se conoce en la historia, se declaró inocente argumentando que en su trabajo de trasladar a los detenidos a campos de concentración seguía órdenes de su Jefe (Fuhrer), motivado no por el odio sino por el deseo de cumplir con su deber.

Por su parte, la reconocida figura de la filósofa Hannah Arendt fue representada también por una estudiante de segundo semestre quien recordó el famoso argumento de la intelectual judía, resumido en su libro “Eichmann en Jerusalén: un estudio sobre la banalidad del mal”, en el que Arendt juzga a Eichmann por actuar carente de autorreflexión y de pensamiento crítico.

Tras escuchar los argumentos, los miembros del jurado compuesto por las y los jóvenes aspirantes a ingresar a la carrera deliberaron en otro espacio hasta llegar al veredicto que ratificó la sentencia conocida: Eichmann es culpable de sus actos contra la humanidad.

Con aplausos al cierre de un taller de trabajo exitoso, Cristian Coque, aspirante al primer semestre de Derecho, consideró que el evento fue una experiencia dinámica y valiosa, y resaltó la oportunidad de asistir a un debate con tanta altura. “Conocer un poco más de esta experiencia que ha marcado al Derecho ha sido increíble, ponerse en dos posturas para ver si alguien es culpable o inocente por seguir las instrucciones de un superior al mando es algo que apasiona y motiva a estudiar mucho”, expresó.