Día de la Inocuidad de los Alimentos: la UTE investiga para contribuir a este objetivo

Fecha: 7 junio, 2019 singlepost-ic

Este año se celebrará por primera vez el Día Mundial de Inocuidad de los Alimentos, creado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 2018, para ser celebrado cada 7 de junio.

Tal como lo define la ONU, un alimento inocuo es un alimento sano, seguro, que no afecta a la salud de los consumidores; explica Luis Ramos, investigador de la UTE y director del Centro de Investigación de Alimentos (CIAL) de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería e Industrias.

La designación de este Día Mundial permite crear conciencia sobre la importancia de la seguridad en la producción y manipulación de alimentos y tiene relación directa con los objetivos de Desarrollo del Milenio, entre ellos: Hambre cero; Salud y bienestar; y Producción y consumo responsables.

Los alimentos pueden estar contaminados por dos vías: microbiológicas, que hacen referencia a la presencia de microorganismos que no deberían estar en el alimento, o que están en cantidades superiores a las permitidas. Por ejemplo: las bacterias ecoli, salmonela y listeria; y fisicoquímicas: una forma de contaminación más lenta y silenciosa producto de los residuos de componentes agroquímicos usados en la producción de alimentos, residuos de pesticidas, medicamentos veterinarios o metales que forman parte de la composición del suelo.

En Ecuador, por ejemplo, los suelos volcánicos tienen importantes composiciones de metales pesados como cadmio, arsénico o plomo, que pasan a los alimentos cultivados.

La OMS, Organización Mundial de la Salud, ha publicado que alrededor de 400 mil personas mueren por año con las enfermedades transmitidas por alimentos y, de estas, 125 mil son niños menores de 5 años.

En este ámbito, Ecuador es signatario del Codex alimentarius”, Programa Conjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la OMS sobre Normas Alimentarias; y en la producción de alimentos debe cumplir con estas normas. Entre ellas, los límites máximos de residuos para distintos componentes químicos.

En nuestra Universidad, la carrera de Ingeniería de Alimentos, de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería e Industrias, forma profesionales en este ámbito con especial énfasis en la producción de alimentos sanos, incluyendo formación en buenas prácticas de manufactura, análisis de alimentos y normas Códex, fundamentales en la actualidad.

En relación directa con la fecha que hoy se celebra, investigadores y docentes de la Carrera de Ingeniería de Alimentos fundaron también un grupo de Investigación en Inocuidad y Autenticidad de Alimentos (INAIN) el mismo año 2018, dedicado a evaluar la presencia de los contaminantes de alimentos consumidos en Ecuador e investigar las metodologías más idóneas para su control, adaptadas a las realidades de los países en desarrollo.

El director Luis Ramos es líder de este grupo de investigación y explica que los aportes del INAIN se centran en levantar la línea base de contaminantes de alimentos en el país, trabajando directamente en apoyar la labor de la Agencia de Control y Regulación Fito y Zoo Sanitario (Agrocalidad), encargada de los procesos de control en la fase primaria de la producción de alimentos. Este conocimiento permitirá crear protocolos y medidas más precisas para evitar la contaminación de los productos.

A la fecha, el INAIN ha analizado alimentos como la miel en distintas provincias del país. Este análisis fue publicado por la Revista “Foods” y puede descargarse en este enlace: https://doi.org/10.3390/foods8030105.

Con las investigaciones se demuestra que en nuestro país existen productores que están haciendo el trabajo correctamente, sin dejar de reconocer que también existen casos de alteración de productos que podrían afectar la inocuidad de los alimentos, “por lo tanto, existen oportunidades para mejorar el sistema de producción y control de alimentos” expresa Ramos, razón por la cual los investigadores del INAIN seguirán trabajando con la agencia Agrocalidad para desarrollar protocolos cada vez más avanzados.