POLÍTICA CONTRA EL TRABAJO FORZADO, EL TRABAJO INFANTIL Y LA ESCLAVITUD MODERNA

Antecedentes

Según el Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930 (núm. 29)  de la OIT, se designa trabajo forzoso u obligatorio: “todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente”.

 

La Organización de las Naciones Unidas  definió el tráfico o trata de personas como «la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación».

Los literales a y b del Art. 66 de la Constitución de la República del Ecuador (2008) establecen:

  1. El reconocimiento de que todas las personas nacen libres.
  2. La prohibición de la esclavitud, la explotación, la servidumbre y el tráfico y la trata de seres humanos en todas sus formas.

En el numeral 1 del Art. 138 del código del trabajo se prohíbe:” Todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y el tráfico de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados.”

Nuestro compromiso

La Universidad UTE rechaza y prohíbe totalmente cualquier práctica de esclavitud moderna, trabajo forzado,  trata de  personas y trabajo infantil;  y se compromete a actuar con transparencia, ética e integridad en todas sus relaciones laborales, de tal manera que se garantice que no  existan dentro de la institución  estas formas de violentar la ley y los derechos humanos de las personas, ni en los servicios externalizados o proveedores con los que la universidad mantiene relación, los mismos que deben alinearse a nuestros valores y compromisos.

En caso de incumplimiento de la presente política, se aplicará la sanción gradual conforme lo determina la normativa.

La Universidad UTE realizará actualizaciones de la política de acuerdo a la evolución de los proyectos o cuando lo considere conveniente (Última revisión noviembre 2020).