Deporte y cocina, las dos pasiones de un atleta de élite graduado en la UTE

Fecha: 12 julio, 2018 singlepost-ic

Perseverancia es la palabra que describe a Javier Rivadeneira. A sus 32 años ha realizado 27 maratones avaladas por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), fue el primer ecuatoriano en correr 375 km en montaña en el Ultra Trail de Mallorca, ha completado 23 maratones y, además, acaba de graduarse de la carrera de Gastronomía en la UTE.

“Todo objetivo por más grande que parezca empieza con una idea y un paso. Es con esta mentalidad que he logrado las tareas más complicadas de mi vida”, explica el atleta. 

Su vida deportiva inició a los cinco años cuando su madre le inscribió en un dojo para practicar artes marciales. A los 19 años se inscribió en la carrera Últimas Noticias y desde entonces nada lo ha detenido.

“Entrenaba doble jornada para estar al nivel de los otros competidores”, explica. Esto le permitió llegar en segundo lugar en su categoría, siendo su primer intento serio en una carrera de larga distancia.

Desde ese momento el deporte se ha convertido en su forma de vida, al momento practica cerca de 25 disciplinas entre las cuales se destacan el atletismo, ciclismo, natación, kayaking, triatlón, alta montaña, trail running, entre otras. Ha viajado por todo el mundo sumando medallas y podios, entre estos el Campeonato Mundial de 2008.

Sin embargo, afirma que uno de sus mayores éxitos fue graduarse este pasado 27 de junio, en la carrera de Gastronomía en la UTE. “Mientras era estudiante, la primera competencia era lograr un promedio de ocho sobre diez para mantener la beca. Aunque fue difícil en ciertas ocasiones logré mi objetivo y con un puntaje final de 9.46”, señala. 

La carrera la escogió porque tiene claro que “del deporte no se vive y para un deportista el 75% del éxito está basado en su nutrición”. Durante su vida como deportista y estudiante, sus días se dividían entre cuatro horas de entrenamiento, seis de estudio y dos para realizar tareas.

De esta manera logró combinar su vida deportiva y profesional. Incluso su tesis la realizó sobre la alimentación, enfocándose en deportistas de alto rendimiento en la Concentración Deportiva de Pichincha.

Los retos no se detienen para Javier, en el 2018 espera completar algunas carreras más en Estados Unidos y Asia con miras a dos grandes objetivos para el 2019: la Ultra Maratón de 60 km en el Everest y representar a Ecuador en el Campeonato Mundial de Trail Running en Portugal.

“El deporte es como la cocina, todo está en los detalles. No importa correr por muchas horas o utilizar los ingredientes más caros en un plato, sino enfocarse en la calidad del entrenamiento y la calidad de la preparación”, concluye.

Felicitamos a Javier por su dedicación y esfuerzo. Le auguramos muchos éxitos en sus próximos retos deportivos y académicos.