CONVERSATORIO ABRE DEBATE SOBRE EL LEVANTAMIENTO DE OCTUBRE

Fecha: 22 octubre, 2020 singlepost-ic

Este miércoles 21 de octubre, la Universidad UTE realizó un conversatorio virtual para establecer el balance del impacto social del levantamiento de octubre de 2019, los desafíos futuros en Ecuador y la región. De acuerdo al rector de esta casa de estudios, Dr. Ricardo Hidalgo Ottolenghi, “se debe hablar de las lecciones no aprendidas de octubre del año pasado”, pues fue un mes donde el país sangró en las calles y se exacerbaron dos disputas: la económica y la social.

La pregunta eje que marcó el conversatorio fue ¿qué pasó a un año del estallido social en América Latina? Para Leonidas Iza Salazar, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) es importante entender que la lucha en la historia ha sido constante, por lo que planteó no mirar a dicho levantamiento como un pasado ni como símbolo dentro de la historia, sino lo que esto permite de ahora en adelante.

Para Iza, la crisis del capitalismo genera condiciones en la estructura económica y eso provoca reacciones en el campo social. “Lo que hizo octubre es el factor X que permitió canalizar todas las formas de lucha rezagadas entre los últimos 30 años no resueltas”, explicó.

Luisa Lozano, dirigente de Mujer y Familia de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) expresó la importancia del rol de las mujeres indígenas. “Nos hemos juntado las mujeres del campo, las mujeres de la ciudad para alzar la voz de quienes no tienen voz”, dijo Lozano. Así mismo, pidió que se respeten los derechos colectivos, pues han recibido del Estado represión, criminalización, encarcelamiento por salir a las calles a exigir la derogatoria del decreto presidencial 883.

Freddy Carrión Intriago, Defensor del Pueblo apoyó el argumento de Lozano y manifestó que los grupos tradicionalmente marginados y discriminados han sido los pueblos y nacionalidades indígenas, campesinos y los movimientos sociales. Es así como definió a octubre de 2019 como un suceso grave, donde hubo una exposición pública de una fragmentación social con brotes de xenofobia, discriminación y odio racial.

“Lo que vivimos en octubre fue una reivindicación de derechos que exigían del Estado la atención debida”, apuntó Carrión. Para él, es importante preguntarse qué pasa con las personas que fallecieron o fueron heridas, con las aprehensiones arbitrarias que sucedieron durante los once días de protesta y sobre la responsabilidad del gobierno.

Siguiendo este contexto, Chile fue parte del estallido social el mismo año ante el alza de precio del metro, lo que produjo una revuelta y un precedente que se multiplicó durante meses. Marco Antonio Enríquez Ominami, líder del Partido Progresista de ese país, indicó que las protestas fueron una expresión de una mayoría social y que esta no necesariamente es una mayoría electoral o política.

Para Enriquez Ominami, “Chile, que trató de escapar de América Latina y el Caribe, debe volver a un gobierno de un juicio de valores progresistas”. Además, resaltó que si los movimientos sociales no son capaces de acordar con su mayoría política se corre el riesgo de que la derecha o extrema derecha gane, como ocurrió en España en 2012.

En la UTE ccontinuamos desarrollando actividades enfocadas al fortalecimiento de conocimientos y debate plural de ideas hacia temas de relevancia. Mira el conversatorio completo aquí: https://bit.ly/3kjUeqN

¡En la Universidad UTE trascendemos!

¡En la Universidad UTE trascendemos!

Dirección de Comunicación y Relaciones Públicas